Vespa busca una familia

La historia de Vespa, una perra pastora belga, dista de ser feliz. El animal, que participó en varias operaciones de rescate, prestaba servicios en la Unidad Canina de la Agrupación de Protección Civil en Vigo. En verano de 2017, asociaciones veterinarias y colectivos por los derechos de los animales denunciaron la situación de maltrato, falta de higiene y abandono en la que, junto a otros perros, vivía.

La disolución de dicha Unidad Canina y la intervención de la Guardia Civil, que abrió diligencias a la pareja responsable del cuidado de los animales, no fue suficiente para evitar que a Vespa se le tuviese que amputar una de sus patas delanteras. La perra había sufrido una mordedura y no recibió tratamiento veterinario alguno.

“Esta heroína de tres patas busca hogar y goza de buena salud”, señalaba Rosa Chamorro, presidenta de la asociación “Héroes de 4 Patas”. Gracias a esta asociación, más de 125 perros “jubilados” que han prestado servicios en la cuerpos policiales, Guardia Civil, Ejército, Bomberos o seguridad privada encuentran una familia de acogida para disfrutar, en sus últimos años, de un merecido y afectuoso descanso.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *