Una campaña mediática judía ataca a la cantante Lorde

La cantante neozelondesa Lorde viene siendo, durante los últimos días, víctima de una campaña global de criminalización y desprestigio. El motivo radica en la suspensión del concierto que, el próximo 5 de junio, la artista tenía programado en Tel Aviv, capital del régimen israelí. Lorde cancelaba su concierto por las continuas violaciones de los derechos humanos en Israel.

Ayer, una organización hebrea anónima pagó una página entera en el «The Washington Post» en la que tildaba a la cantante de «antisemita». «Lorde no ha cancelado su concierto en Rusia a pesar de que Putin ha apoyado el genocidio de Asad en Siria pero, por el contrario, sí lo ha suspendido en Israel».

El Consejo Judío de Nueva Zelanda, la Federación Sionista y embajador del régimen israelí en el país austral, Itzhak Gerberg, han cargado duramente contra Lorde.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *