El 2017 se cierra con 34 linces muertos

El balance de los técnicos de Life Iberlince, en Villafranca de Córdoba, se cierra con 21 ejemplares de lince ibérico muertos por atropello y, al menos, otros cinco como consecuencia de la acción de los furtivos. El resto perdieron la vida por causas naturales o por los incendios.

El hallazgo del cadáver de Niebla, una hembra incluida en el programa de radioseguimiento, el pasado día 26 con 35 plomos dentro de su cuerpo pone punto y final a este «año terrible», según WWF, para el lince.

Tan sólo 34 linces nacieron en libertad durante 2017. La organización ecologista cifra en 475 el número de ejemplares de la especie.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *