Italia cierra la legislatura y el paso al «ius soli»

Afortunadamente, 800.000 niños extranjeros no recibirán la nacionalidad italiana. Italia pone punto y final a la legislatura sin que la polémica ley del «ius soli» se haya tramitado. Gracias a ello, los hijos de inmigrantes en situación legal no podrán optar a la ciudadanía del país transalpino.

Más del 60% de los italianos se muestran contrarios a la adopción del «ius soli» y de que, por el mero hecho de nacer en el país, la nacionalidad italiana se conceda a los hijos de los extranjeros. En este mismo sentido, una amplia mayoría también muestra su oposición a que se rebajen los requisitos para que los inmigrantes, en situación legal, opten a la ciudadanía italiana.

La ley del «ius soli», una promesa electoral de la izquierda apoyada fervientemente por el Papa Francisco, no verá la luz en esta legislatura. El presidente de la República, Sergio Matarella, disolverá las cámaras en breves días. Si hubiese llegado aprobarse, al menos, 600.000 hijos de inmigrantes nacidos en Italia desde 1998 y 200.000 más, nacidos en el extranjero y llegados a Italia antes de los 12 años, hubiesen recibido la nacionalidad italiana.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *