Seis antifascistas eluden la prisión a pesar de los graves disturbios que provocaron en el Gamonal

Los seis individuos, vinculados a la izquierda, habían sido imputados por un delito de atentado y otro de desórdenes públicos. Finalmente, ninguno de ellos irá a prisión.
 
El Juzgado de lo Penal 2 de Burgos ha condenado a cinco de los seis jóvenes acusados de provocar incidentes durante los disturbios que se produjeron en el barrio de Gamonal de Burgos en enero de 2014 contra la conversión de la calle principal del barrio en un bulevar con un aparcamiento subterráneo.
 
Según la sentencia, facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, cuatro de los ultra izquierdistas han sido condenados a seis meses de cárcel por un delito de atentado, aunque han quedado absueltos del delito de desórdenes públicos que también se les imputaba.
 
La única joven que se sentó en el banquillo por esos incidentes ha sido condenada a un año de prisión, al sumarse las condenas de seis meses por los delitos de atentado y desórdenes públicos. Mientras que, uno de los acusados, ha sido absuelto de ambos delitos.
 
Se trata del último juicio por los incidentes que se produjeron en Gamonal en enero de 2014.
 
Entre marzo y abril tuvo lugar otro juicio con doce acusados, de los que siete fueron absueltos y cinco condenados a penas de seis meses de cárcel por altercados. Anteriormente otro proceso contra seis detenidos terminó con el archivo en dos casos y un acuerdo de conformidad en los otros cuatro.
 
Algunos habitantes del barrio burgalés aseguran sentirse «indignados» con la condena. «Es lamentable que nadie vaya a pagar por los destrozos que hicieron», asegura un vecino. «Pasamos una noche terrible por culpa de esta gentuza encapuchada. Muchos ni eran de aquí. Vinieron sólo a liarla«. sentencia otro.
 
Luz Marrero

Un comentario en “Seis antifascistas eluden la prisión a pesar de los graves disturbios que provocaron en el Gamonal

  • el 20 diciembre, 2017 a las 11:18 pm
    Permalink

    Porqué tantas injusticias?
    Amenazas, coacciones? Dinero no puede ser.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *