Malos tiempos para Colombia: se oculta el fracaso del «proceso de paz»

Tremendo enfado el del presidente de Colombia, J. M. Santos, con el director de la misión de la ONU en dicho país, Jean Arnault, por reconocer públicamente y no ocultar, como pretendía el primero, que más de la mitad (4.100 de 8.000) de losnarco-terroristas asesinos de las FARC han vuelto a la selva y están armados, lo cual indica que no van a cultivar banano.

“Abandonaron los campamentos de integración de la ONU a escondidas y no están en sus casas, eso no indica que vuelvan a delinquir” asegura sin ruborizarse un más que preocupado presidente que ve llegar las elecciones a dirigir el país y no sabe cómo salvar la cara al fracasado proceso de “paz” impuesto por el gobierno a unos ciudadanos que lo rechazaron en el referéndum. Este regreso a las armas preocupa tanto a Santos como al líder de las FARC, el asesino Timochenko, que ve flaquear su liderazgo pues miles de terroristas que ahora campan armados por la selva, ya no obedecen sus órdenes.

Los militares colombianos ven con mucha preocupación el más que posible escenario que se les viene encima: Timochenko y sus asesinos, reconvertidos exprés en políticos, ocupando sitios en el próximo gobierno; y decenas de nuevas bandas de narco-terroristas campando por la selva sin ningún control. Todo ello sin olvidar que la guerrilla del E.L.N. sigue sin dar su brazo a torcer y no entrega sus armas por aquello de “cuando veas las barbas de tu vecino cortar…” El sorprendente aumento de asesinatos y actividad delictiva en los últimos tiempos, precisamente en las zonas que antes controlaban las FARC, indica sin ninguna duda que algo se está ocultando a los ciudadanos en Colombia. Nada augura un futuro para el país en armonía y progreso. Todo lo contrario.

Victor Victoria

Un comentario sobre “Malos tiempos para Colombia: se oculta el fracaso del «proceso de paz»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *