Se amplía el cierre del aeropuerto de Bali por la actividad del volcán Agung

El aeropuerto internacional Ngurah Rai, en la isla de Bali (Indonesia) permanecerá cerrado este martes por segundo día consecutivo debido a la alerta ante una posible erupción  del volcán Agung, que expulsa desde hace días nubes de ceniza. El volcán continúa en erupción y expulsa nubes de ceniza a entre 2.500 y 3.000 metros por encima del cráter y columnas de vapor de agua, a la que se suma la actividad sísmica en la zona.

Un informe de la autoridad local de aviación señala que «las rutas de vuelo están cubiertas de ceniza volcánica», lo que, según los expertos, podría afectar a los motores de los aparatos y provocar un accidente. El aeropuerto de Bali canceló el lunes 445 vuelos nacionales e internacionales, lo que afectó a 59.000 pasajeros. Las autoridades indonesias informaron de que prevén evacuar a entre 90.000 y 100.000 personas que habitan en el perímetro de seguridad de 10 kilómetros alrededor del volcán Agung, después de que el Centro de Vulcanología y Mitigación de Peligros Geológicos (CVMPG) elevara al máximo el nivel de alerta de erupción. Al menos 22 pueblos cercanos al monte se han visto afectados por la lluvia de ceniza y los oficiales han recomendado a la población el uso de mascarillas como medida preventiva.

El volcán Agung se encuentra en el este de Bali, en el distrito Karangasem, y lejos de la mayoría de las atracciones turísticas. Se trata de la primera erupción magmática del volcán desde 1963, cuando las erupciones duraron casi un año y mataron a más de 1.100 personas. El archipiélago indonesio se asienta en el denominado «Anillo de Fuego» del Pacífico, una zona de gran actividad sísmica y volcánica que es sacudida por miles de temblores al año, la mayoría de escasa magnitud.

Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *