El régimen de Tel Aviv lleva a cabo una campaña de ‘limpieza étnica’ en la ciudad de Al-Quds

Activistas pro-derechos humanos denuncian que los autóctonos palestinos están siendo desplazados de manera gradual por el régimen de ocupación israelí de las zonas ocupadas de mayoría judía de la ciudad mediante la anexión de los asentamientos ilegales de los alrededores, convirtiendo las áreas que conservan los nativos en “tierras de nadie”.

El régimen avanza así hacia el llamado “Gran Jerusalén”, con el objetivo añadido de “legalizar” la anexión de sus implantaciones en la región de Cisjordania (este de Palestina), que albergan a unos 150.000 colonos, para apropiarse de las tierras.

“Israel espera deshacerse de un tercio de la población palestina de Al-Quds a través de «medidadas legislativas», alerta Aviv Tartasky, un investigador de Ir Amim (un grupo israelí que aboga por una conducta “justa” con los palestinos de Al-Quds), quien describe los acontecimientos como “limpieza étnica sin armas”.

Además, la construcción de asentamientos se ha acelerado durante los últimos años. La mayor parte de la comunidad internacional considera que los asentamientos israelíes son ilegales porque los territorios fueron capturados por Israel en la guerra de 1967, por lo que están sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben la construcción en territorios ocupados.

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *