AL QAEDA RECOGE RESTOS DE DAESH

Gustavo Morales

Al Qaeda, el grupo fundado por Osama Ben Laden, ha creado una nueva rama para recoger a los yihadistas que batallaron por el Estado Islámico. La nueva organización se denomina Ánsar Al Furqan Al Sham. Uno de sus líderes principales es Hamza Ben Laden, hijo de Osama Ben Laden, de acuerdo con reportes de Infobae que cita medios árabes. Medios de prensa ingleses han confirmado la presencia del joven Ben Laden en Siria tras incursiones de comandos SAS británicos, informó el
Daily Mail.

Ese grupo yihadista se presentó en público el pasado 9 de octubre. Su carta fundacional promueve el establecimiento de un nuevo Califato y su zona de actuación es Siria (Al Sham).

Además de exmiembros del Estado Islámico (ISIS), se suman a la organización yihadistas de movimientos como Yabhat Al-Nusra y grupos más pequeños. Los combatientes son musulmanes sunitas, que incluyen a los extranjeros conversos, conocidos como muhajreen, y a los soldados identificados como Ánsar que son yihadistas sirios y regionales.

Una semana antes de la declaración de Ánsar Al Furqan Al Sham, el líder de Al-Qaeda, el médico egipcio Ayman Al-Zawahiri, arremetió contra los líderes de Yabhat Al-Nusra en Siria por romper su
baya de lealtad a Al-Qaeda en el pasado. El líder de Yabhat Al-Nusra, Abu Mohammed Al-Golani, pidió la fusión con Ánsar Al-Furqan Al-Sham. Al-Zawahiri envió un mensaje suavizando su condena anterior: «Creemos que el juramento de lealtad es una sharia (ley) vinculante y natural, que una vez efectuado es perenne en su texto sagrado”. Añadió Al-Zawahiri: “Cumpliremos nuestro juramento: no nos cansaremos de luchar ni nos rendiremos».

En su carta fundacional, Ánsar Al Furqan Al Sham se compromete a atacar a los infieles y sus países, incluidos Rusia, EE.UU, Turquía y Siria. «Aquellos que se alían con los no creyentes y los enemigos de Alá, sean estadounidenses, rusos o cualquier otro, serán juzgados sin ningún perdón y la espada será su castigo», indica la carta del grupo. También llama a los creyentes al combate contra los persas y contra cualquiera que apoye a los chiitas, al igual que contra líderes árabes con agendas nacionalistas o democráticas:

«Denunciamos en nombre de Alá a todas las facciones de herejía y blasfemia de partidos políticos ateos, comunistas, democráticos y modernos, y aquellos que se alían con los enemigos de Alá, con los cruzados, los chiitas y otros, y lucharemos contra ellos en todos los frentes hasta su eliminación», indica el estatuto fundacional.

Ánsar Al Furqan promete lealtad a Al-Qaeda. El discurso de Hamza Ben Laden lo tituló: «La dura prueba de al-Sham es la prueba para el Islam puro». El grupo no escatimará esfuerzos para intentar dar un vuelco al rumbo de la guerra contra el presidente sirio Assad unificando a yihadistas sirios y otros combatientes de la región bajo una sola bandera: “El nuevo orden mundial nos está combatiendo porque tratamos de establecer un califato, no lo obedezcan, tienen que desobedecer a los infieles y sus aliados», agregando: «Debemos estar orgullosos de que EE.UU. y Rusia junto al régimen criminal de Al-Assad y los blasfemos persas nos consideren sus enemigos».


También priorizan la lucha contra los líderes árabes musulmanes “infieles aliados de Occidente”. Llama a los musulmanes a responder al llamado a la yihad con dinero y armas. El objetivo de este nuevo movimiento en Siria es restaurar la reputación de Al Qaeda como el principal grupo yihadista, tras la derrota del Estado Islámico o Daesh.

NOTA

Al Furqan es la sura 25 del Corán, llamada “El Criterio”, aleya 77: “Di: ¿Qué atención os iba a prestar Mi Señor de no ser por vuestra súplica? Pero habéis negado la verdad y (el castigo) será inseparable (de vosotros).”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *