Puigdemont planeaba formar un Ejército o convertir a Cataluña en un protectorado

En 1640 un infame presidente de la Generalitat de Cataluña, de nombre Pau Claris i Casademunt, solicitó ayuda a Francia para combatir a sus hermanos del resto de España y proclamó una efímera y ridícula república. A los pocos meses, en enero de 1641, Luis XIII de Francia fue nombrado conde de Barcelona y Cataluña pasaba ser una colonia francesa.

En un reunión, celebrada quince días antes del referéndum ilegal del 1-O, el cesado Gobierno autonómico de Cataluña barajó la posibilidad de emular a Claris. Así consta en el sumario del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona que investiga la organización del referéndum independentista ilegal.

Puigdemont y sus consejeros estudiaron la formación de un ejército, compuesto por cerca de 20.000 efectivos, o poner a Cataluña bajo la protección de otro Estado. Sin embargo, en el documento, el Gobierno autonómico no se decantaba por ninguna solución.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *