Injerencia rusa en Cataluña: palo y zanahoria

La polémica sobre la presunta injerencia rusa en el pulso independentista en Cataluña está servida. El tema vende, no cabe duda. Y es una suculenta baza para Moncloa el enmascarar el desastre, al que el sistema autonómico ha conducido a España, con una conspiración dirigida desde Moscú.

Rusia no reconoció la efímera e inexistente república catalana. Es cierto. “La posición de Rusia es conocida: todo lo que ocurre es un asunto interno de España y debe ser resuelto en el marco de la legislación española, de conformidad con las tradiciones democráticas”, afirmo el presidente ruso, Vladimir Putin.

Pero la sombra del Kremlin es alargada y va mucho más allá de las declaraciones institucionales de Putin o Serguéi Lavrov. Y es ahí donde la maquinaria de propaganda rusa no ha sido ni neutral ni moderada. Los grandes medios rusos, con repercusión internacional, han dado cabida a una interpretación de los acontecimientos de Cataluña que, además de distar mucho de la realidad, han hecho las delicias de Puigdemont, Junqueras, Rufián o Gabriel.

Lo probarían algunos de los titulares de noticias y artículos publicados en Rusia Today (RT) y Sputniknews, principales portavoces de la política exterior del gigante eslavo. “Cataluña: Francisco Franco, el dictador, ha regresado victorioso”, “El nivel represivo en Cataluña no se veía desde la dictadura de Franco” o “La cotidiana exaltación franquista de la ministra de Defensa y los suyos”. Esta es la línea de opinión, abiertamente favorable a los separatistas, que acogen los medios rusos sobre la crisis en Cataluña.

Carlos Díaz

5 comentarios sobre “Injerencia rusa en Cataluña: palo y zanahoria

  • el 18 noviembre, 2017 a las 10:28 pm
    Permalink

    Los rusos no hacen mas de lo que se dice en este artículo, y además lo hace legítimamente ya que España tiene tanques en la frontera rusa (¿a cuenta de?) y luego salen los medios atlantistas “patrios” pavoneándose de que nuestros pilotos interceptan malvados aviones rusos volando por zonas donde por otra parte pueden volar de acuerdo al derecho internacional, mientras que los aviones de nuestros “aliados” atlantistas se atreven con el avión del gobierno ruso que transporta ni mas ni menos que al ministro de defensa ruso. A Rusia le interesa debilidad en sus enemigos pero en este caso Rusia, aparte de propaganda, está haciendo poco o nada mas. Y ojo, Rusia no ha querido tenernos por enemigos, hemos sido nosotros por ser unos ovejunos lacayuelos al servicio de los united states of jewmerica.

    Los que realmente pueden hacer algo y lo hacen contra España no hay que buscarlos en las estepas siberianos, y por cierto tampoco en desiertos lejanos, son nuestros queridos aliados de la Unión Europea y de la Otan, a quienes interesa una España débil, entretenida en curarse las heridas internas, pero que en ningún caso levante cabeza porque “cuando España es importante, es peligrosa”, como le dijo Kissinger a Carrero Blanco muy poco antes de su asesinato (¿sentencia a muerte?). Y desde entonces, mucho antes del 78, así estamos, sometidos, debilitados mientras que nuestro presente y nuestro futuro (y nuestro pasado también) se decide en los despachos de la Cia, de logias masónicas, de las reuniones bilderberg, en los cuarteles de la Otan, et… a través de miserables politicuchos cobardes, mentirosos y traidores que dirigen a España silenciosamente y a hurtadillas hacia su destrucción.

    No amigos, a los enemigo de España no los busquéis en Rusia, buscadlos cerca, mucho mas cerca, a fin de cuentas son ellos los que, como país colonizado, tienen a sus soldados en bases militares en nuestro patrio suelo, violando nuestro honor del mismo modo que se violenta la intimidad y el honor de una mujer. Pobre España violada, que sus hijos ni siquiera saben reconocer cual es el violador de su madre.

    Otra forma de verlo:

    https://tradiciondigital.wordpress.com/2017/11/18/que-vienen-los-rusos/

    Respuesta
  • el 19 noviembre, 2017 a las 3:22 am
    Permalink

    Es mucho más grave que unos cuantos titulares sesgados en los medios rusos. Son declaraciones del propio Putin y del jefe de la inteligencia apoyando a los separatistas. Son todos los partidos de la extrema derecha putiniana socorriendo a los separatistas. Es la posible existencia de un entramado financiero. Es todo el arsenal humano y cibernético de Rusia volcado en apoyo de la independencia catalana. Y es una guerra híbrida para romper España con el fin último de desestabilizar la UE.

    Por favor, informaos en @geopolikmp y en algún otro foro donde están tratando el tema. Tiempo habrá de analizar el papel que los patriotas están jugando en todo esto. Por ejemplo, cómo están respondiendo a esta injerencia rusa y qué lideres han fomentado pensamientos como el que expone Tradición Digital.

    Respuesta
  • Pingback:Anónimo

  • Pingback:España violada – Tradición Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *