Fallece un mito del humor en España: Chiquito de la Calzada

A través de su humor creó numerosas expresiones que fueron, durante muchos años, de uso extendido y común entre los españoles. ¿Te das cuen?

Gregorio Esteban ha muerto a los 85 años, pero hasta el último momento no perdió en sentido del humor ni en la UCI del Hospital Regional de Málaga, según cuenta el personal sanitario del centro.

Las últimas semanas fueron difíciles para el gran Chiquito. Primero se cayó en su casa y tuvieron que sacarle los bomberos. Después de recuperarse en el hospital, pasó cuatro días con su amigo Vicente Pitarch, ya que no querían dejarle solo. Los pasó recordando anécdotas e historias que vivió junto a su mujer, a la que echaba de menos cada minuto de su vida. Después llegó la angina de pecho y tuvieron que volver a ingresarle. Un cuadro febril que no remitía tras una infección en las vías urinarias hizo que tuvieran que ingresarle finalmente en la UCI.

Desde que le descubriera Tomás Summers contando chistes, obtuvo una fama sin precedentes a la edad de 62 años. Ya había corrido mucho mundo cuando la televisión le catapultó como mago del humor. Se convirtió en un fenómeno social imitado por todos. «Fistro pecador», «No puedor, no puedor», «¿comorrr?», «A candemor e narrrr», «¡Fuegorrrrr!»… fueron frases suyas que hicimos nuestras para expresar todo tipo de situaciones. Así, Chiquito de la Calzada se convirtió en un personaje muy querido por todos los españoles.

Tras la pérdida de su esposa, Pepita, el humorista se fue apagando. Ya no quería hacer bolos y se pasaba los días viendo fotos de su mujer. Tanto es así que, quienes le conocen, afirman que la pena por la marcha de Pepita acabó con su vida.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *