La organización social patriota Casa Pound consigue entrar en el Ayuntamiento de Roma tras las elecciones

Pese a una muy hostil campaña orquestada por la prensa y apoyada por colectivos de extrema izquierda, la organización social patriota Casa Pound ha obtenido los mejores resultados de su historia en el Ayuntamiento de Roma, en concreto en el municipio X de Ostia.

Su principal candidato, Luca Marsella, ha alcanzado cerca de un 10% del porcentaje de votos, cuando en las anteriores elecciones había alcanzado un 1,85%.

En sus primeras declaraciones tras conocerse el avance de los resultados, desde CP-Ostia han declarado: «antes que nada esto supone una victoria del Pueblo». «Gracias a todos los que votaron por nosotros: a los que lo hicieron porque nos veían todos los días a su lado en las calles y plazas de Ostia y los que han tenido el coraje de pensar por sí mismos y han tenido la capacidad de no dejarse manipular por los venenosos altavoces de los medios».

«¡En Ostia CasaPound llegó al 10% , pero alcanzó hasta un 20% en los barrios más populares!, señala Simone Di Stefano, vicepresidente de Casa Pound, quien pronostica que: «Dado el crecimiento comparado con los éxitos de Bolzano, Lucca, Todi, etc…¡El 3% a nivel nacional será superado! Y en los próximos meses aún podemos crecer». Advirtiendo:

«Tengan cuidado los traidores al país: con nuestros muchachos en el parlamento, el vender la nación se convertirá en una práctica peligrosa «.

Por lo demás, las elecciones en el municipio romano se caracterizaron principalmente por una fuerte abstención, la participación final fue del 36,15%, 20 puntos porcentuales menos que la primera ronda en 2016 cuando la participación fue del 56,11. %. Dos votantes de cada tres, por lo tanto, se quedaron en casa.

 

 

Por su parte Luca Marsella en su cuenta de Facebook, escribía: «El 9 % ya es un resultado rotundo del enraizamiento y del compromiso constante en nuestro territorio, celebramos una victoria del Pueblo.

Aquí Casa Pound es el único movimiento presente que defiende a los italianos. Ayudamos a 250 familias con alimentos, defendemos ancianos y discapacitados de los desahucios, nos hemos convertido en un verdadero sindicato del Pueblo. La lucha contra la degradación social y ambiental será mi primer compromiso como consejero, queremos cerrar los centros de acogida y prohibir a los mercadillos gitanos. Tenemos que relanzar el turismo…»

Sin duda un resultado histórico, que dará un empuje a esta organización italiana, pero también a otras organizaciones identitarias del continente europeo.

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *