Las milicias kurdas priorizan la ocupación de pozos petrolíferos en Siria

En el día de ayer, fuentes gubernamentales sirias comunicaron que Deir ez Zor, ciudad que ha soportado un asedio de más de tres años por parte del Estado Islámico, se encontraba totalmente libre de terroristas. Los hombres del presidente sirio, Bashar al-Ásad, han limpiado los últimos focos de resistencia yihadista y han llevado la paz a esta urbe del este del país.

Pero mientras los uniformados sirios combaten por liberar a sus compatriotas de las garras de un Califato en franca retirada, las milicias kurdas -cobijadas bajo el paraguas norteamericano de las autodenominadas Fuerzas Democráticas Sirias- han puesto sus ojos en los pozos petrolíferos. Las milicias kurdas dicen haber arrebatado al Estado Islámico los pozos petrolíferos de Al Omar, que suministran la mitad de la producción de crudo en Siria.

Las fuerzas de Damasco y las milicias kurdas se dirigen ahora hacia la frontera iraquí y la ciudad de Abu Kamal, último bastión del Estado Islámico en Siria. Tras la inminente derrota de los terroristas de Abu Bakr al-Baghdadi, las espadas continuarán en alto en la ribera del Éufrates.

Ángel Aguado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *