Puigdemont sigue retando al Estado desde Bruselas

El cesado presidente autonómico catalán, acompañado por siete de sus ex consejeros, ha comparecido en rueda de prensa en Bruselas. Utilizando su habitual argumentario victimista, Puigdemont sigue considerándose presidente de la Generalitat y ha acusado a España de déficit democrático.

Por otra parte, ha negado que vaya a pedir asilo político en Bélgica. Sin embargo, no regresará a España hasta que «cuente con garantías».

El ex presidente ha sido muy duro con el fiscal general del Estado José Manuel Maza, y se ha lamentado de las graves penas a las que los separatistas podrían enfrentarse.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *