Rusia denuncia manipulación en las investigaciones sobre presuntos ataques químicos en Siria

«Numerosas contradicciones, incoherencias, testimonios dudosos y pruebas no contrastadas». Así ha calificado el viceministro de Exteriores ruso, Serguei Riabkov, el informe de la ONU que implicaría al Gobierno de al-Ásad en un ataque químico que -según la prensa occidental y los terroristas alzados contra Damasco- habría tenido lugar el pasado 4 de abril en la localidad siria de Jan Sheijun.

«A diferencia de nuestros interlocutores, que sueñan con este documento sólo para utilizarlo como un arma para sus propios objetivos geopolíticos en Siria, nosotros estamos estudiado tranquila y profesionalmente su contenido», apuntó Riabkov.

Todo parece indicar que si se insta a una condena, en base a este supuesto informe, en el Consejo de Seguridad de la ONU, la Federación de Rusia ejercerá su derecho de veto.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *