Bélgica ofrece asilo a Puigdemont y asegura que no sería extraditado si huyera de la justicia española

Bélgica sigue sin perdonar nuestra hegemonía histórica, nuestro dominio sobre ellos, nuestra pica en Flandes y, por ello, sigue tensando la cuerda. Ya en el pasado, Bélgica se negó a colaborar en la lucha contra el terrorismo, dando asilo a numerosos miembros de ETA.

El secretario de Estado de Inmigración, el flamenco Theo Francken, ha explicado este domingo en una entrevista radiofónica que su país podría dar acoger a Carles Puigdemont si el ex presidente de la Generalitat optara por el exilio. Y que en ese caso, la «extradición a España» sería muy difícil según las leyes locales aunque fuese reclamada. Una hipótesis que en el resto de Europa no se contempla pero que algunos en territorio flamenco ven «realista».

«No se ha hecho ninguna petición todavía, pero las cosas están evolucionando rápidamente. Vamos a seguir atentamente lo que pasa en las próximas hora y días», dijo en los micrófonos de la VRT. «Un juez belga tendría que decidir y están los pasos del procedimiento de asilo. Si lo recibiera sería difícil que fuera extraditado a España. Nuestro derecho lo impide», insistió, según recoge el diario ‘Le Soir’. En el pasado Madrid y Bruselas chocaron en incontables ocasiones cuando las autoridades belgas se negaron a extraditar a miembros de ETA sospechosos o acusados de terrorismo, al estimar que no había garantías democráticas suficientes para sus juicios en nuestro país.

Francken, miembro destacado de los ultra liberales nacionalistas, jamás ha ocultado sus simpatías por la causa independentistas, en casa y en Cataluña. En este sentido, siempre fue asistente asiduo a las celebraciones de la Diada en Barcelona durante años, antes de entrar al Gobierno.

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *