Guerra en Podemos por el independentismo de Iglesias

Aquellos que, desde la más tierna ingenuidad política, creían en Podemos como una opción transversal andan bastante cansados del ceño fruncido del líder morado, Pablo Iglesias, y de su mimo televisivo y parlamentario, Irene Montero. En este sentido, la diputada y fundadora del partido, Carolina Bescansa, afirmó ayer que «me gustaría un Podemos que hablase más de España y a los españoles, y no solamente a los independentistas»

Quien acuse a Iglesias de aplicar fórmulas del rancio marxismo-leninismo al conflicto en Cataluña anda muy equivocado. Más bien, el estado mayor podemita -en el marco de un concubinato en crisis- viene destilando un odio a España propio de marginales de izquierdas, de roña en los tobillos, malasañero, que huele a meado y a cerveza calentorra.

Las críticas a la connivencia de Pablo Iglesias con los independentistas arrecian en Podemos. Otro de los fundadores, Luis Alegre, se ha manifestado en el mismo sentido que Bescansa. Las voces contra Iglesias se escuchan cada vez más alto.

Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *