La Seat podría abandonar su sede en Cataluña en cualquier momento

El grupo Volkswagen sigue con preocupación los riesgos de seguridad jurídica que implica la situación en Cataluña y ha decidido encomendar a su filial Seat evaluar y decidir si conviene o no cambiar de sede social.

El grupo alemán no tiene objeción en abandonar el domicilio social en Cataluña, pero ha dejado en manos del consejo de administración de Seat, que preside Francisco Javier García Sanz, la decisión de si es necesario y cuál es el momento adecuado. Seat aguarda ahora los acontecimientos que se pueden desencadenar.

La preocupación tanto en Seat, un emblema de la industria en Cataluña, como en el cuartel general de Volkswagen es la supuesta legalidad paralela que pueda impulsar la Generalitat en tanto el Gobierno central logra acabar con el conflicto.

De producirse la salida de Seat, supondría un fuerte varapalo para el separatismo pues, la compañía, ganó 232 millones de euros en 2016 que suponen un montante jugoso en impuestos.

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *