Victoria de los conservadores en Austria y ascenso del populismo anti UE

Los resultados de los comicios en Austria han sido claros. Sólo a la espera del recuento de los votos por correo. En primer lugar ha quedado el Partido Popular Austriaco (ÖVP), con el 31,7% de los votos, seguido por el Partido Socialdemócrata (SPÖ), con el 26,9%, y el partido anti europeista FPÖ, con el 26% de las papeletas.

Así, el presidente ha avanzado que mandará formar Gobierno al líder del ÖVP, el joven Seebastian Kurz, de 31 años, que ya ha dicho que su intención es romper la actual gran coalición, que llevaba 10 años en el poder, y buscar, probablemente, una alianza con el FPÖ de Strache.

En su campaña (Kurz) ha prometido endurecer las políticas migratorias y recortar ayudas para los peticionarios de asilo. Recientemente, exigió el cierre de las guarderías musulmanas, alertando del riesgo de que sirviesen para crear «sociedades paralelas».

De hecho, el FPÖ le ha acusado en varias ocasiones a lo largo de las últimas semanas de «robarle» sus propuestas en materia de inmigración. El domingo, tras conocerse los resultados electorales, el FPÖ no pareció sentirse dolido por el apoyo obtenido por el ÖVP de Kurz. Más bien al contrario. «Un 60% del electorado ha votado el programa político de FPÖ», declaró Strache, atribuyéndose una doble victoria. Luego, pensando en las inminentes negociaciones de gobierno, subrayó las coincidencias programáticas de ambos partidos.

M. García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *