Piqué pitado en el Metropolitano inundado de banderas españolas

Piqué fue pitado a su llegada al estadio. Le pitaron en el calentamiento. Le pitaron cuando sonó su nombre por megafonía. Le pitaron cada vez que tocó el balón. Y no había ni un madridista en la grada, así que esta vez Gerard Piqué no tiene excusa. Le pitaron sin parar en el Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid. Pero le pitaron por sus palabras y por sus tuits. Le pitaron por independentista.

La excusa de “me pitan porque soy del Barça y en toda España la gente es del Madrid” ya no sirve. A Gerard Piqué la gente no le aguanta ni en el Bernabéu, ni en el Metropolitano. A Piqué le pitan por ser como es y por lo que representa. Los silbidos, mayoritarios, unánimes, de la afición del Atlético y el Metropolitano plagado de banderas de España no son sino un mensaje muy claro para Piqué y para tantos y tantos independentistas.

 

 

Así que a Piqué le tocó sufrir en el Metropolitano lo que le va a tocar sufrir en todos (o casi todos) los campos de España.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *