Absuelto un yihadista por creer que trabajaba para el CNI

La Audiencia Nacional ha absuelto a un marroquí acusado de yihadismo e investigado por querer atentar en España, porque, según la sentencia hecha pública ayer, el presunto terrorista pensaba en todo momento que actuaba a las órdenes de un agente del CNI (Centro Nacional de inteligencia) que se hacía llamar Ángel.

El tribunal no duda de la existencia de este hombre y dice que es “verosimil” que realmente fuese un agente de Inteligencia. El tribunal refuerza su teoría en que el acusado llegó a aportar “noticias de interés sobre cinco personas que fueron detenidas en sucesivas investigaciones”.

Mohamed El Harrak, nacido en Tánger, residía y trabajaba en Palma de Mallorca. La Fiscalía pedía para él diez años de cárcel y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ampliaba su petición de condena hasta los 25 años de prisión, también por un delito de tráfico de drogas.

Cuando fue detenido, se le encarceló provisionalmente alegando que había participado en la preparación de un atentado terrorista en España, cuya comisión quedó “incompleta” por “razones ajenas a su voluntad”.

En el auto dictado por lajueza Carmen Lamela en abril de 2016 se argumentaba además que Harrak había intentado sin éxito incorporarse al Ejército español y tenía planes para ingresar en la legión extranjera del Ejército francés. La versión que da ahora la Audiencia Nacional, más de un año después, es que este acusado en realidad “se ofreció como colaborador del Centro Nacional de Inteligencia” en el año 2014 “mediante un correo electrónico”.

La Audiencia Nacional concluye queel presunto agente del CNI le daba órdenes. “Hay una relación vertical entre ellos, al tiempo le facilita la información de lo que está haciendo en las redes y sus conversaciones más comprometidas”, llegando a contactar “con personas que estuvieran dispuestas a pasar a la acción y viajar a Siria o Irak para unirse a Estado Islámico o para actuar en España”, según los hechos probados de la sentencia.

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *