Geoestrategas, ¿os acordáis ahora de Crimea?

Preferí no entrar en la polémica que surgió con motivo de la anexión rusa de Crimea. Que los patriotas ucranianos se posicionasen del bando en el que estaban la UE y EE.UU. me disgustó. Y los posibles derechos históricos de Rusia sobre esa región estaban sobre la mesa. Pero, como digo, no quise involucrarme en debates que, a la postre, resultaron de lo más estéril.

Sin embargo, hubo algo que me molestó de sobremanera. Y no fue otra cosa que la soberbia y prepotencia de aquellos que se alineaban, entusiasta e incondicionalmente, a favor de Putin. Me pareció injustificable el menospreciar a los patriotas ucranianos que se batían por la integridad de su país o insultar y dudar, con palabras gruesas y mucho desprecio cargado de un pretencioso pseudo elitismo, de la capacidad intelectual de quienes apoyaban a Kiev . «Revolución hooligan», «camaradas gladio» y otra serie de expresiones vertidas por bocas y pantallas de individuos que, en la mayoría de los casos, salen de sus casas poco más que para comprar el pan. Una serie de personajes insignificantes, de lo más repelente, con veleidades intelectuales.

Merecería una mención especial como algunas de estas personas han ido desarrollando una nostalgia neosoviética. Es una filia que oscila entre lo bizarro y lo asqueroso. Anticomunistas del ayer que, en el confuso maremágnum putinista, ya se emocionan al escuchar el himno de la URSS y llegan a colgar en sus redes sociales antiguas fotografías de soldados del Ejército Rojo avanzando, en 1945, hacia el corazón de Europa.

Ahora, conforme se desarrolla el conflicto separatista en Cataluña, estos expertos geoestrategas, de extravagantes añoranzas zaristas o bolcheviques, están quedando en evidencia. Deben estar buscando una explicación en su tablero de Risk para justificar el posicionamiento favorable a los independentistas de medios rusos y rusófilos. Creían estúpidamente que, desde la comodidad de sus salones, podían jugar a predecir los acontecimientos políticos internacionales. Simplemente, moviendo, aquí o allá, unas fichas sobre un mapamundi.

Ayer constatamos como el brazo político de Rusia en Europa, los euroescépticos, se ponían del lado de los separatistas en Cataluña. Siguiendo la misma lógica de los geopolíticos apologetas de Vladimir Putin que en el caso de Crimea, los millones de españoles que estamos en contra de la secesión de Cataluña o los valientes que, en aquella región, salen a la calle contra el independentismo estarían pagados por la CIA y el desafío separatista en España tan sólo es un montaje de la CNN. Debe ser que los ineptos y obtusos que no hemos sido deslumbrados por las cúpulas de la catedral de San Basilio o por las estrellas rojas del Kremlin no atinamos a entender la misión que, desde medios próximos a Moscú, se les ha asignado a Puigdemont, Junqueras y Anna Gabriel.

Francisco Alonso

4 comentarios sobre “Geoestrategas, ¿os acordáis ahora de Crimea?

  • Pingback:Los rusos, pero el mundialismo anglo-sionista también – Tradición Digital

  • el 5 octubre, 2017 a las 6:46 pm
    Permalink

    El problema es que no hay posibles derechos históricos de Rusia sobre Crimea, la península de Crimea fue un tiempo dentro de URSS, mas bien es de los tartaros que el ejercito rojo y bolcheviques han metido dentro de los vagones en el año 1944 y mandaron a la muerte como un ganado…Tampoco es cierto que los patriotas ucranianos se posiconaron del bando en el que estaban la UE y EE.UU, que tiene que ver Revolución de la dignidad de 2014 con EE.UU? Los ucranianos solo querrían alejarse de Russia y unirse a los hermanos europeos. Aunque luego descubrimos que UE no es que necesitábamos. Pero todo eso no importa, importa solo los hechos! Aquí estamos con los camaradas españoles frente a la sede de PP, o en la marcha contra el terrorismo, o en la marcha general por la Unidad. Los enemigos son comunes, y ahora como nunca podemos ver con mas claridad. Hay que estar unidos! Arriba España! ¡Gloria a Ucrania!

    Respuesta
  • Pingback:Anónimo

  • el 2 enero, 2018 a las 11:07 am
    Permalink

    «gloria a Ucrania» que sangrón. Ucrania fue una de las repúblicas rusas con Muscovy, Novgorod, Tver y otras, durante un tiempo fue independiente, después fue de Rusia, luego de Polonia y luego de Rusia otra vez. Cataluña nunca fue independiente, toda su existencia ha sido parte de España o de los reinos que la confirmarían, incluso creo que fueron los primeros en recibir el adjetivo español «hispanoniones» por los francos que así les llamaban.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *