La Fiscalía defiende la actuación policial del 1-O en Cataluña

Considera que los agentes respondieron dentro de la «legítima defensa» frente a manifestantes que podían cometer «los delitos de atentado y resistencia».
 
Horas después de las cargas policiales contra personas que participaban en el referéndum y la protesta por la acción de Guardia Civil y Policía Nacional, la Generalitat presentó una denuncia contra estos cuerpos policiales por considerar que su actuación fue desproporcionada. El Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona la admitió a trámite y pidió a la Fiscalía un informe que se ha presentado este martes. En este documento, el fiscal ha lamentado que la Generalitat quiera «poner el foco en la presunta violencia de las actuaciones de los miembros de la Guardia Civil y Policía Nacional para dejar en la penumbra el grave comportamiento» del Govern, investigados por desobediencia y prevaricación al permitir el 1-O pese a la orden del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC).
 
Por su parte, el Ministerio Público afirma que las medidas policiales «en absoluto afectaron a la normal convivencia ciudadana. Afectaron, sin duda, a los numerosos grupos de personas que de forma irresponsable habían sido convocadas por el Govern de la Generalitat«. Además, el fiscal recuerda que los ciudadanos «de forma voluntaria, concertada y coordinada se agolparon en determinados lugares de Barcelona, congregándose en sus puertas para de forma tumultuosa impedir a los agentes policiales intervinientes el cumplimiento de la resolución judicial referida».
 
De igual modo, el fiscal insta a la Generalitat a concretar los casos de lesiones presuntamente efectuadas por los agentes ya que de momento considera que su denuncia «va únicamente dirigida a una interesada confusión«.
 
Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *