Se investiga por sedición el destrozo de coches de la Guardia Civil en Barcelona

Carmen Lamela, magistrada de la audiencia Nacional, investiga si los disturbios perpetrados por independentistas en Barcelona, los pasados días 20 y 21 de septiembre, podrían encajar en el tipo penal de sedición. Lamela apunta a que los hechos, por los que durante horas los agentes de la Guardia Civil permanecieron cercados dentro de los edificios de las consejerías de la Generalitat,  pretendían «cambiar ilegalmente la organización territorial del Estado y declarar la independencia de una parte del territorio nacional».

La magistrada se hace eco de  la Fiscalía de la Audiencia Nacional. El teniente fiscal, Miguel Ángel Carballo, denunció un posible delito de sedición en los actos hostiles de los independentistas que acosaron a los agentes de la Benemérita adscritos a la Operación Anubis.

Lamela ha solicitado a la Guardia Civil un informe sobre los daños que sufrieron en sus vehículos y al respecto de los incidentes y algaradas violentas de los separatistas.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *