La Constitución no es la solución, es el problema

Durante 40 años , Suárez, Calvo Sotelo, Felipe González, Aznar, Zapatero, Rajoy se han ido pasando la «bomba» del independentismo  y a Rajoy le ha explotado en las manos.

Con Adolfo Suárez y la Constitución del 78, se prendió la mecha de los «nacionalismos».  En el 81 con Leopoldo Calvo Sotelo se desarrollaron  los «Acuerdos Autonómicos « donde se fijaban transferencias a las autonomías y se sopló la mecha.

Felipe González en el 93 pactó su investidura con PNV y CiU a cambio de entre otras cosas el 15 por ciento del IRPF a las CCAA y que se siguiesen desarrollando  los estatutos de autonomía recogidos en «nuestra maravillosa» Constitución.

José María Aznar en el 96 volvió a pactar con los nacionalistas catalanes y vascos , en el caso de los catalanes con el famoso «Pacto del Majestic». Este pacto se vendió como el gran acuerdo  que integraría definitivamente a Cataluña en España. El resultado de la integración está a la vista.  Entre otras cosas este pacto incluyó la cesión del 33% de la recaudación del IRPF ( antes el 15%) , el 35% de la recaudación del IVA( antes el 0%) y el 40% de los impuestos especiales. Además incluía a petición del señor Pujol, el del 3%, la suspensión del servicio militar. El motivo no era la «inutilidad» del mismo ni reducir el presupuesto en Defensa, el motivo era el efecto integrador que tenía en la juventud española.

Para Pujol pensar que después de tantos años de adoctrinamiento en el odio a España a los jóvenes catalanes estos pudiesen conocer jóvenes de otras regiones españolas  y viesen que las diferencias entre ellos eran mínimas era mucho más de lo que su sectarismo podía soportar.

Aznar , el que hablaba catalán en la intimidad, ha sido el presidente mas nefasto para España por su tibieza con los independentistas. Quitó a la Guardia Civil de Tráfico en Cataluña, transfirió importantes competencias de justicia, medio ambiente, puertos, economía, sanidad , empleo, educación y permitió el desarrollo de la Ley de Política Lingüística, si, esa ley que discriminaba a los comerciantes por rotular en español y a los padres para que sus  hijos pudiesen estudiar en castellano.

Con su frase «Apoyaré la reforma del Estatuto que apruebe el Parlamento catalán», José Luis Rodríguez Zapatero lo dijo todo y dio un poco mas de aire a la mecha del nacionalismo.

Lo de Mariano Rajoy es tan reciente  que no vale la pena ni comentarlo. Y así , gracias a la Constitución, a la Corona,  a la UCD, al PSOE  y al PP llegamos a la situación en la que nos encontramos. Echar la culpa a los independentistas de ser independentistas suena a la fábula de la rana y el escorpión.

Pero bueno ¿y ahora que?

Y ¿si empezamos por ejemplo por quitar las transferencias de educación y seguridad a las CCAA?… Y ¿si seguimos por ilegalizar  a los partidos independentistas?…

No estaría mal que nos tomásemos en serio los símbolos nacionales y al que los ultrajase le cayese una temporadita en Soto del Real. Cerrar TV3 o por lo menos que el Estado controlase sus contenidos ayudaría un poco.

Pero….me temo lo peor y para variar este gobierno pusilánime abandonará a los auténticos catalanes y no hará nada, considerará un éxito haber abortado el referéndum sin darse cuenta que la sociedad catalana ya está fracturada y que de no cambiar las cosas  en pocos años los independentistas serán de verdad mayoría.

Lo de el ministro de Economía ofreciendo mas financiación a Cataluña y reforma de la Constitución si se retira el referéndum es para hacérselo mirar.  Mientras tanto mandarán cuatro años   a prisión a un grupo de patriotas por gritar en la librería Blanquerna, centro del independentismo catalán en Madrid: «Catalanidad es Hispanidad» o «no nos engañan  Cataluña es España».

De los disturbios de estos días por la vergüenza y el sonrojo que producen evitaré los comentarios.

Ni ahora ni nunca habrá nada que dialogar , nada que negociar ni nada que votar sobre la españolidad de Cataluña o del resto de las regiones de España.

J.M. Mostaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *