El hermano de Ignacio González confiesa que en Madrid funcionaban «a golpe de soborno»

Pablo González ha reconocido, ante la Audiencia Nacional, la existencia de comisiones ilegales en varios contratos públicos de la Administración regional, gobernada por el Partido Popular.

Entre las muchas operaciones ilícitas, menciona la construcción y explotación delcampo de golf del Canal de Isabel II en la que, el hermano del ex presidente de la Comunidad de Madrid –Ignacio González– admite haber participado.

Según González, él mismo intervino en el cobro de comisiones a través de sus empresas a cambio de la adjudicación de la mencionada instalación deportiva. Los pagos, explicó, se realizaron como «agradecimiento» por parte de Dragados (la empresa adjudicataria) a cambio de «gestiones realizadas con funcionarios de la Comunidad de Madrid».

Durante su testimonio, Pablo González, no implicó a su hermano Ignacio e, incluso, afirmó no tener constancia de su participación en la trama.

Ésta es la segunda confesión que se produce sobre el caso Lezo. La primera fue realizada por el ex consejero del diario La Razón, Edmundo Rodríguez Sobrino, conocido como el testaferro «acojonao» por su reacción cuando dio inicio la operación. Rodríguez Sobrino, reconoció abiertamente haber recibido un soborno de 2,7 millones de euros en el marco de la compra de la sociedad brasileña Emissao, por parte del Canal de Isabel II.

Luz Marrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *