Aparcamiento sólo para embarazadas europeas heterosexuales

El ayuntamiento de la localidad italiana de Pontini, gobernado por la Liga Norte, ha aprobado una ordenanza para reservar aparcamientos para mujeres embarazadas, pertenecientes a una unidad familiar natural y ciudadanas de un país europeo.

Tanto la oposición como el ministro de Agricultura han mostrado su rechazo a la nueva normativa municipal, que aún no ha entrado en vigor y se han apresurado a agitar el recurrente fantasma de la amenaza del fascismo.

Diferentes colectivos antirracistas y LGTB se han opuesto a la puesta en marcha de dicha ordenanza. Los mismos que paradójicamente apoyan iniciativas como cursos exclusivos para inmigrantes o centros turísticos sólo para homosexuales.

 

Ana Pavón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *