Irak rechaza el referéndum independentista kurdo

Cuando el imperio del terror del Califato declina en las tierras ribereñas del Tigris y del Éufrates, nuevos tambores de guerra comienzan a redoblar en aquella castigada zona del globo. Los kurdos, apoyados por Estados Unidos e Israel, han cogido impulso para sustituir a los islamistas del Estado Islámico como el nuevo elemento de desestabilización en la zona.

Pese a que el Parlamento iraquí ha dado por nulo e ilegal, en una sesión celebrada ayer martes, la consulta independentista que los principales partidos kurdos pretenden celebrar en el norte del país, los independentistas han hecho caso omiso al requerimiento de Bagdad. En este sentido, ya han anunciado la celebración de una sesión de la Asamblea regional para aprobar una ley de referéndum.

Paralelamente, en la vecina Siria las milicias kurdas del YPG -enmascaradas bajo la marca blanca estadounidense Fuerzas Democráticas Sirias- vienen realizando, durante los últimos meses, una estrategia de provocaciones contra el Ejército sirio. Conforme las tropas de Bashar al-Ásad avanzan liberando terreno de los terroristas, los kurdos -que cuentan con el apoyo de Estado Unidos- se interponen, a la menor ocasión, en el camino de los soldados sirios.

Ángel Aguado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *