El PP abandona la bandera de España mientras en el Parlament se tramita la secesión de Cataluña -INCLUYE VÍDEO-

Tras 12 horas de debate bronco, la ley del referéndum, uno de los textos más trascendentales que jamás hayan pasado por el registro del Parlament, comenzó su trámite, lo completó, fue debatido y pasó un rápido período de enmiendas en una sola jornada, hasta ser aprobado. Tiempo récord para un referéndum de autodeterminación cuya fecha ya fue anunciada el 9 de junio por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont. Cuando llegó la hora de votar, los parlamentarios de los grupos PP, PSC y Ciudadanos se marcharon para no hacerlo. 

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ignoró a los letrados de la cámara, que le advirtieron de que lo que estaba haciendo al dar curso al texto era ilegal. La diputada de Podem, Àngels Martínez provocaría la última polémica del día, tras una serie de irregularidades denunciadas por la oposición, al retirar la mitad de las banderas que habían dejado abandonadas los diputados del PP sobre sus escaños antes de abandonar el pleno, antes de la votación, un gesto (el del PP) de estéril «patriotismo». Dejó las catalanas y retiró las españolas.

El desafío independentista fue aprobado (justo antes de que los independentistas cantasen con el puño en alto «¡Buen golpe de hoz!», como reza el himno de Els Segadors) por 71 diputados de Junts pel Sí y la CUP.

 

 

J. Garrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *