Ataque talibán a una base de EE.UU. en Afganistán por venganza a insultos contra la fe islámica

El último panfleto producido por la maquinaria propagandística de Estados Unidos en Afganistán muestra unos versos de El Corán escritos sobre la imagen de un perro. Lo que ha sido tomado com o un insulto que, según el gobernador provincial, Mohammad Asem, ha indignado a los habitantes de la provincia de Parwan, donde, a unos 54 kilómetros de Kabul, se encuentra la base militar internacional de Bagram, la más grande del país. Los talibanes en respuesta a la afrenrta han llevando a cabo un ataque suicida en una de las puertas de la base, hiriendo al menos seis personas.

Los panfletos fueron lanzados el pasado lunes en varias poblaciones desde un avión de la OTAN. Dos días después, los talibán han asestado el golpe volviendo a demostrar que cuentan con una capacidad de respuesta rápida y efectiva contra la que, en teoría, es la base más segura del país.

El portavoz de los talibanes, Zabiullah Mujahid, ha reclamado la autoría del ataque «como venganza por su insulto contra la fe islámica». Como prueba, el máximo representante de los yihadistas ha publicado una imagen del panfleto en las redes sociales. En éste, efectivamente, se puede ver como el verso «no hay otro Dios excepto Alá, y Mohammad es su mensajero» está escrito sobre la imagen de un perro blanco huyendo de un león que representa a las fuerzas de seguridad afganas.

En la cultura islámica el perro está considerado como una criatura inferior y sucia, por lo que este grave error cultural puede asestar un nuevo golpe a la ya maltrecha credibilidad y relación entre la población civil, la OTAN y los Estados Unidos.

M. García

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *