La teoría del origen africano del hombre europeo, cada vez más teórica y menos real

Si bien es aceptada por la mayoría de las personas, a base de martillearnos con ella desde todos los medios de comunicación, la teoria de que el hombre surge de África y se expande por el mundo es cada vez mas teórica y menos real.

Los últimos hallazgos de huellas humanas en Trachilos, Creta, con una antigüedad de 5,7 millones de años no sólo hacen caer por el suelo el supuesto origen africano del hombre sino tambien la teoría evolutiva temprana.

Adiós al amigo austrolopitecus, un simio que se supone caminaba erguido y era “nuestro” antepasado mas remoto. La diferencia de 3 millones de años entre este simio y el homo sapiens , insertando entre ellos restos vario pintos, de lo que podían ser fases evolutivas de otros simios hasta llegar a nosotros, no parecía enrojecer a nadie de la comunidad científica.

Sólo algunos díscolos mantenían el origen de la humanidad en el poligenismo, o alguno mas “radical”  como el antropólogo Jaques de Mahieu, que mantenía que el hombre europeo había surgido en la cordillera cantábrica expandiéndose por toda Europa según se retiraba la glaciación. Teoría esta que va siendo corroborada por los restos encontrados en Atapuerca (Burgos-España).

Ahora con un nuevo descubrimiento publicado por Proceedings of the Geologists’ Association, un equipo internacional de investigadores, con participación de la Universidad de Uppsala (Suecia), derriba esa teoría y sugiere una realidad mucho más compleja, respecto al origen del hombre. Quién sabe si acabaran dándole razón a las teorías de Hörbiger que aseguraba que habían existido mas “humanidades” que la nuestra.

Antonio Grafes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *