Macron abarata el despido y acaba con los contratos indefinidos en Francia

La reforma laboral presentada el viernes pasado por Édouard Philippe, el primer ministro de Emmanuel Macron, mantiene los rasgos ya definidos en su programa electoral, pese a varias semanas de diálogo con sindicatos y empresarios, el despido será a partir de ahora, en Francia, mucho más barato.

Los sindicatos más moderados, como Fuerza Obrera o Confederación Francesa Democrática del Trabajo, se muestran más o menos decepcionados pero no se opondrán frontalmente a la nueva legislación, sin embargo la Confederación General del Trabajo, considera que Macron «ha acabado con los contratos indefinidos» y ha convocado una primera manifestación de protesta para el 12 de septiembre. La popularidad de Macron sigue descendiendo cada mes por anteponer los mandatos de la UE al bienestar del pueblo trabajador francés.

Por otra parte, la gran patronal Medef (Movimiento de Empresas de Francia) juzga la reforma «demasiado tímida» e «insuficiente». Otra novedad afecta a los expedientes de regulación de empleo. La ley vigente establece que una empresa necesita justificar ante los magistrados una mala situación financiera global, tanto en Francia como en los demás países en los que opere; la nueva ley establece que los magistrados sólo deberán tener en cuenta la situación en Francia. Se trata de un guiño muy claro a las multinacionales y una traición a muchos de los votantes de Macron que ahora pagarán las consecuencias de haber negado su voto a Marine Le Pen, quien apostaba en su programa por defender y apoyar a las clases trabajadoras y más desfavorecidas de Francia.

Leónidas Tur

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *