La comunidad Islámica celebra la Fiesta del Sacrificio en España

Dos millones de musulmanes, celebran la Fiesta del Sacrificio (Idu al-Adha), recordando el cordero que desolló Abraham como sacrificio a Dios en lugar de su propio hijo.

La también llamada «Pascua Musulmana» se inició el pasado viernes y tiene una duración de cuatro días, coincidiendo con el peregrinaje anual a la Meca.

El acto central de esta festividad religiosa no está exento de polémica ya que consiste en degollar a un cordero observando el modo Islámico tradicional que prohíbe el aturdimiento previo del animal que obliga la normativa española. No pocos fieles optan por sacrificarlo personalmente en sus propios domicilios, vulnerando una vez más la normativa vigente.

En Ceuta y Melilla, donde gran parte de la población profesa el Islam, declararon el Viernes festivo local e instalaron grandes carpas para el sacrificio de los corderos.

La Comisión Islámica Española -CIE- ha asegurado que las cabezas de ganado criadas en territorio español son sometidas a «rigurosos controles de calidad» para su distribución a las carnicerías halal y su posterior consumo humano.

«Los corderos de España o de cualquier país tienen que pasar por la certificación halal para asegurarse de que la alimentación (de la res) no tenga defectos y que tampoco tenga enfermedades».

Dichos controles son realizados tanto por los veterinarios como los «inspectores responsables de la certificación halal «.

Los animales sacrificados son divididos en tres partes, una para la familia, otra para los allegados y otra para los necesitados.

Además de la carne, la caridad incluye el envío de cantidades de dinero, generosidad que en España se traduce al repunte de salidas de capitales a países musulmanes como Marruecos, Nigeria y Pakistán entre otros.

El partido animalista PACMA, y otras asociaciones similares tan beligerantes con el maltrato animal en tradiciones españolas como la tauromaquia, se han limitado a subir comunicados de rechazo en sus redes sociales.

Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *