Detenido por descuartizar a una niña y servirla como carne de kebab

Se reabre otro espantoso caso relacionado con las bandas de Inmigrantes pederastas que actúan en Reino Unido y que han contado durante años con la complicidad de la policía.

Charlene Downes desapareció en 2003, cuando tenía 14 años, en la localidad británica de Blackpool. Las investigaciones relacionaron su desaparición con la violación de más de 60 niños en un Kebab de la zona. La policía sospecha que los restos de la niña fueron servidos como carne en dicho establecimiento.

A lo macabro del caso debe añadirse la sistemática negligencia de la policía inglesa, que en todo momento obstaculizó la investigación. Los padres de la niña han expresado su desesperación al ver cómo la policía se negaba a recurrir a pruebas como las cámaras de seguridad del restaurante. Los errores policiales, de hecho, fueron el motivo de la absolución de los dos primeros detenidos en relación a esta desaparición. La inoperancia de los investigadores ha provocado que el caso lleve 14 años sin resolverse, hasta la reciente detención de un hombre de 51 años relacionado con el asesinato.

Este mismo año, otro establecimiento de comida árabe se hizo trágicamente célebre después de la brutal violación de una menor de 16 años a manos de un grupo de afganos.

Las tropelías perpetradas por las bandas de pederastas inmigrantes se siguen produciendo de forma alarmante. La policía de Keighley investiga en este momento 179 violaciones a menores relacionadas con estas bandas. Siendo el caso más escandaloso el de las 1400 violaciones de niños en Rotherham, silenciadas por la policía ante el temor de ser recibir acusaciones de racismo.

Ana Pavón

Un comentario en “Detenido por descuartizar a una niña y servirla como carne de kebab

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *