Vuelta a España 2017: sin besos y con azafatos

Unipublic, empresa propietaria de la Vuelta Ciclista a España, ha decidido sumarse a las controvertidas políticas y medidas de género. El tradicional beso en la mejilla, con el que las azafatas obsequiaban a los vencedores de las etapas y a los líderes en las distintas clasificaciones, será suprimido. Además, junto a las jóvenes encargadas de la entrega de trofeos y del protocolo, se incluirá la presencia de azafatos en el podio.

La Vuelta se desmarca así de otras grandes pruebas ciclistas, como el Tour de Francia y el Giro de Italia, que, pese a las presiones de grupos feministas y de izquierda radical, no han alterado la ceremonia de entrega de premios.

Francisco Alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *