Decomisadas más de 200 chapas “machistas” en San Fermín

La policía ha requisado 219 chapas con el mensaje “CHUPA Y CALLA”, después de que el lobby feminista lo tachara de machista en  las redes sociales.

La celeridad con que las autoridades actúan cada vez que a un puñado de tuiteras les entra un sofoco, resulta cuanto menos sorprendente. Y San Fermín es una fiesta que se presta a provocar estos arrebatos entre las nuevas “influencers”, que es una forma repelente de llamar a las cansinas sin problemas reales de toda la vida.

Días antes del Chupinazo ya estaban todas deseando condenar los “abusos” que decenas de inocentes doncellas sufrirían al mostrar entre risas sus pechugas entre cientos de jóvenes alcoholizados que -oh, sorpresa- correrían a manosearlas. Que viene a ser lo mismo que patear un avispero y luego condenar a las avispas por picarte.

Estos días el tema favorito de las tuiteras en cuestión eran las famosas chapitas del “CHUPA Y CALLA” y unas camisetas en las que aparecía la silueta de una mujer (o un hombre con coleta, que todo puede ser) practicando una felación a un hombre (o una mujer con pelo corto… O un hombre trans… O un ser no binario…) En pocas horas las dos imágenes se hacían virales condenando, cómo no, a los Machirulos que las portaban y reportando ambos casos a la policía, que parece prestar más atención a las denuncias de Twitter que a lo que ocurre en las calles.

El hecho de que el mensaje “chupa y calla” sea inoportuno es obvio, pero también es evidente que puede emitirlo tanto un hombre como una mujer. Y en cuanto a las camisetas, de un mal gusto manifiesto, son extrapolables a las que el año pasado portaban algunas jóvenes en la misma celebración con la leyenda “SI QUIERES COMER CONEJO, HOY ME DEJO” y que,  lejos de provocar la ira entre las feministas virtuales, se convirtieron en un símbolo de la libertad sexual.

La cuestión de fondo, al margen del inquietante poder del lobby feminista en Twitter y de la manía persecutoria de estas individuas, que ven machismo hasta en la sopa, es el grado de degeneración y vergüenza ajena que ha alcanzado la fiesta de San Fermín y que nada tiene que ver con el motivo inicial de la misma.

Ana Pavón

Un comentario sobre “Decomisadas más de 200 chapas “machistas” en San Fermín

  • el 9 noviembre, 2017 a las 4:52 pm
    Permalink

    En menos 50 años todos mirando a la Meca y no a Cuenca, viendo la tasa de nacimientos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *