Cazadores alimentan y dan agua a los animales tras el incendio de Doñana

Más de ocho mil de hectáreas fueron afectadas por el incendio forestal que ha arrasado también terrenos del Parque Natural de Doñana, que se originó el pasado sábado en Moguer (Huelva).

A pesar de que los cazadores desde un primer momento a través de la Federación Andaluza de Caza ofrecieron su ayuda para luchar contra el fuego, los responsables de la extinción, debido al protocolo, optaron por no permitirlo. A pesar de ellos fueron algunos los cazadores que decidieron hacer frente a las llamas bajo su propia responsabilidad.

El incendio tras haber sido controlado oficialmente, guardas y cazadores de la zona han acudido a los terrenos calcinados para reponer los cientos de comederos y bebederos con los que contaban los cotos de caza, para que las especies animales que lo pueblan tengan algo que comer (ya han suministrado más de 3.000 kilos de fruta) y beber.

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *