Móvil islamista tras el atentado frustrado ayer en París

Afortunadamente, ayer los parisinos Campos Elíseos no se tiñeron de sangre inocente. Adam Djaziri, tunecino con nacionalidad francesa y 31 años de edad, fracasó en su intento de hacer estallar una furgoneta cargada con explosivos en la céntrica avenida de la capital gala.

El tunecino, que murió tras embestir con  su coche a un vehículo de la Policía francesa, se encontraba en la lista de individuos relacionados con grupos yihadistas e islamistas radicales. Pese a ello, disponía de licencia de armas.

Los agentes encontraron en el vehículo del terrorista un fusil de asalto Kalashnikov, una pistola y material explosivo listo para su detonación.

Francisco Alonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *