Abrázame hasta que vuelva el patriarcado

Repasemos los grandes logros conseguidos por la ideología de género…

A ver. Ya no se dice niños, se dice criaturas. No se dice mujer embarazada, sino persona gestante. Tampoco hijo, sino descendiente. Ni padre o madre, sino persona guardadora. No se dice hombre, así, a secas. Se dice cis-hombre o machirulo. No se dice pagafantas, sino persona tolerante. Ni huelebragas, sino aliado feminista. La familia tradicional ya no se lleva nada. Lo suyo es tener niños de otros colores y “progenitores” con el mismo sexo. Eso es diversidad.

En el colegio no se estudia Literatura, Biología o Historia, sino una versión libre y manipulada. A los niños se les dice que hay niñas con pene y se les invita a pisotear el castellano poniendo @ en tod@s l@s palabr@s, que es más importante que conocer nuestra genocida y opresora cultura.

Porque cualquier otra cultura es infinitamente mejor que la nuestra. Aunque todos quieran aprovecharse de ella. Parasitar de lo que nuestros heteropatriarcales antepasados han conseguido después de luchar durante milenios.

El prototipo de héroe ya no es un guerrero que se sacrifica por su pueblo, sino un sarasa orgulloso de cantar al mundo sus gustos sexuales. Una heroína no es una mujer peleando frente al invasor, sino una mamarracha despechugada, colgando compresas usadas en la calle para reivindicar el sangrado menstrual libre.

Todos los cis-hombre heterosexuales son discriminados ante la ley y son considerados violadores y maltratadores en potencia. Se les educa desde pequeñitos para vivir acomplejados por sus actitudes innatas, su forma de hablar, de caminar, su sentido del humor y hasta su forma de sentarse.

Todas las instituciones públicas y privadas se afanan en demostrar su admiración por el resentimiento feminista y la degeneración sexual. Pero, aunque todo son guiños y postureo para los nuevos reyes y reinas del mambo y la mamba, su voraz victimismo continúa consumiendo de forma implacable todos los recursos a su alcance.

¿Y qué se ha conseguido a cambio de todo este circo de los horrores?¿Qué ventajas tiene para el ciudadano de a pie la imposición por ley de la diversidad y la solidaridad mal entendidas?¿somos más felices?¿vivimos mejor?¿somos una idílica sociedad de armonía y amor?

Pues más bien NO. El índice de suicidios se dispara. Los divorcios y la violencia familiar crecen. La mentalidad abierta y tolerante sólo fomenta la delincuencia y la corrupción.

Sólo existe una solución a toda esta sinrazón: que lo sano y natural que aún queda en esta sociedad, sepultado bajo el papanatismo de la posmodernidad, despierte y ponga orden. Que se restablezcan los valores que hicieron grande nuestra cultura.

Lo de la sociedad diversa y multicultural no ha funcionado. Tuvo gracia unos 10 minutos, pero ya da repelús.

Sólo queda una alternativa: que vuelva el heteropatriarcado.

Ana Pavón

5 comentarios sobre “Abrázame hasta que vuelva el patriarcado

  • el 19 junio, 2017 a las 10:12 pm
    Permalink

    Lo último que he oido de las ideólogas de génera: (no me vayan a tildar de machista si digo genero)
    Un hombre con el pene erecto es una señal inequivoca de estar ante un machista (¿No sería machisto según esa tribu de descerebradas?).

    Respuesta
    • el 19 junio, 2017 a las 11:06 pm
      Permalink

      Pues mira, creo que a un hombre le queda bien la hombría en tal condiciones que no sea indecente o inestetica.

      Respuesta
    • el 20 junio, 2017 a las 9:14 am
      Permalink

      ¿Erecto ante esas horribles feminazis? Se pone al revés, como cuando llevas mucho tiempo dentro del agua: arrugado. Tal vez pretendan eso. Solo tienen que mostrarse en público y se le quita el deseo sexual al más ardiente.

      Respuesta
    • el 22 junio, 2017 a las 11:25 am
      Permalink

      Seria una hombra con la pena erecta siguienda esa génera es de corta machista llamar a la pena pene, todo cuanto hemos estudiado y creido y contado, es pura fórmula ya que a ti no te parió una madre te pario una gamba de San Lucas de Barrameda..

      Respuesta
  • el 7 agosto, 2017 a las 4:38 pm
    Permalink

    Cuando digo TODOS, involucro a todos los seres humanos y todas las seras humanas… :-/

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *