El incendio de la torre Grenfell de Londres destapa graves fallos de seguridad

Tal y como adelantamos ayer en Despiertainfo, el espectacular incendio de la torre de Grenfell en Londres, destapa graves deficits en los sistemas de seguridad y emergencia del edificio, ya denunciados desde hace tiempo.

La asociación de vecinos Grenfell Action Group, se había quejado en noviembre del año pasado de que la compañía municipal de Kensington y Chelsea que actuaba como casera del edificio, KCTMO, hacía «oídos sordos» a sus protestas por las pobres medidas anti incendios. «Solo una catástrofe hará que nos atiendan y expondrá la incompetencia de nuestro casero, se darán cuenta de las penosas condiciones en que vivimos«, advirtieron.

También existían quejas con el protocolo de seguridad del edificio, que recomendaba a los vecinos quedarse dentro de sus pisos. Además se cuestiona que hubiese una única escalera de emergencia.

Se han confirmado 17 muertos y hay34 vecinos hospitalizados, 18 en estado crítico. Pero desgraciadamente las autoridades temen que la final pueda rondarse el centenar de muertos.

El incendio ha destapado graves fallos de seguridad. Rydon, la empresa que realizó el año pasado la rehabilitación de la fachada, utilizó un relleno de polietileno, que pudo haber actuado como acelerador del incendio. La responsable de los bomberos de Londres, Danny Cotton, ha vuelto a destacar en esta mañana de jueves que «nunca había visto un fuego así en toda mi carrera, se extendió muy rápido».

Por otra parte se están difundiendo desgarradores testimonios tanto de conversaciones telefónicas como de vídeos de víctimas y testigos que muestran el horror de esta tragedia que llega a salpicar al propio Gobierno de Theresa May, que esta semana nombró  jefe de sus gabinete a Gavin Barwell, en su día el ministro de Vivienda que prometió en falso una revisión del protocolo anti incendios tras el de la torre Lakanal de Londres en 2009. Murieron allí seis personas, pero Barwell incumplió su palabra y no presentó ningún informe revisado.

J. Garrido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *