El apellido paterno dejará de tener preferencia el 30 de junio

El próximo 30 de junio finaliza la «vacatio legis» de la Ley 20/2011 de Registro Civil. Es decir, suspira el plazo que los legisladores dieron para adaptar el Registro Civil a la reforma prevista en el texto legal y sus controvertidos preceptos serán de cumplimiento obligatorio y tendrán eficacia de pleno derecho.

La Ley de Registro Civil es una herencia de la era de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Ejecutivo y del Ministerio de Igualdad de Bibiana Ahído. Venía a dar cobertura legal a las primeras políticas de género que se aplicaban en España.

En este sentido, y en virtud de la nueva ley, el apellido paterno dejará de tener preferencia en España y deberán ser los padres los que, de mutuo acuerdo, establezcan su orden. Desde el año 2000 se permitía inscribir al niño con el apellido de su madre, pero en caso de no haber consenso entre los progenitores el apellido preferente, por defecto, era el paterno. A partir de este momento, si existe desacuerdo, será el funcionario del Registro Civil el que, «en interés del menor», imponga el orden de los apellidos.
Ángel Aguado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *