A Netflix le hace gracia ETA

La compañía de entretenimiento ha comenzado el rodaje de «Fe de etarras», una serie que pretende mostrar el día a día de un comando terrorista en tono de humor. Como «Friends», pero con asesinos separatistas.

El gigante audiovisual busca dar una imagen simpática y fresca de la banda terrorista que ha asesinado a más de 800 hombres, mujeres y niños.

Con la excusa de la supuesta entrega de armas por parte de la banda terrorista que ahora se ha instalado en las instituciones públicas, Netflix intenta suavizar la lógica asociación que la opinión pública tiene entre ETA y sus cobardes masacres.

Cabría preguntarse si, puestos a romper tabúes en aras de un sano sentido del humor, la multinacional americana también se plantearía rodar una comedia cuyos protagonistas fueran los terroristas que atentaron contra la revista «Charlie Hebdo», las alegres aventuras de los fanáticos de Boko Haram mientras secuestran niñas en Nigeria, o una hilarante película sobre un grupo de soldados soviéticos que se dedicaran a violar mujeres y niñas tras la derrota alemana de la Segunda Guerra Mundial.

Mejor no dar ideas…

Ana Pavón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *