Trump bombardea nuevamente a las tropas de al-Ásad

Ante los avances de las tropas gubernamentales en el desierto occidental sirio, aviones estadounidenses han dado cobertura aérea a los terroristas alzados contra el presidente del país, Bashar al-Ásad.

Los aparatos norteamericanos han atacado un convoy del Ejército sirio en Al-Tanf. Cuatro carros de combate y un sistema de armas antiaéreas habría sido destruido. Además, seis soldados han fallecido y tres más han resultado heridos.

Fuentes estadounidenses afirman que, con el fin de persuadir a las tropas sirias de detener su avance hacia una base donde los terroristas reciben adiestramiento por parte de las fuerzas especiales norteamericanas, pusieron la operación en conocimiento de Rusia.

Sobre el terreno, los progresos del Ejército sirio continúan en la provincia de Suwayda. Sin embargo, el apoyo aéreo norteamericano a los terroristas puede frenar en seco la liberación de esta parte del país.

Miguel Sardinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *