La Generalidad amenaza con castigar a los funcionarios que no acaten la «legalidad catalana»

Lluís Llach, diputado de la coalición de gobierno Junts pel Sí (JxSí), ha asegurado, en varias conferencias públicas celebradas estos últimos meses, que sancionará a aquellos funcionarios que no acaten la ley de transitoriedad jurídica que está pendiente de aprobación y que ha sido diseñada para «desconectar» con el estado español.

«En el momento que tengamos la ley de transitoriedad jurídica, ello obligará a todos los funcionarios que trabajan y viven en Cataluña. El que no la cumpla será sancionado. Se lo tendrán que pensar muy bien. No digo que sea fácil, al revés, muchos de ellos sufrirán. Porque dentro de los Mossos d’Esquadra hay sectores que son muy contrarios”, aseguro Llach en una conferencia organizada por Òmnium Cultural el pasado marzo en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona). Del mismo modo, y en este mismo acto público, señaló que la ley de transitoriedad “es la ley más importante. El día que la aprobemos, se producirá una sacudida, incluso si la aplicamos parcialmente, que es lo que ahora estamos discutiendo”. Dicha ley, está prevista que se apruebe en el Parlament y supone el paso previo para una declaración de independencia unilateral. Altos cargos del Gobierno catalán, del PDeCAT y ERC han declarado públicamente que el momento más difícil del proceso de independencia será la aprobación de esta ley, que supondrá la ruptura con la normativa legal vigente.

Lluís Llach, empresario y cantautor, es uno de los 11 diputados no adscritos a ningún partido; Siendo el presidente de la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente del Parlament, tiene un papel relevante en la acción de divulgación de los objetivos de JxSí. Cabe destacar que es el creador del himno republicano independentista, L’Estaca. Curiosamente su padre, Josep Maria Llach i Llach, militó en el Requeté catalán, combatiendo como voluntario en el bando franquista y fue alcalde de Verges, en el Ampurdán, entre 1950 y 1963, así como jefe local del Movimiento. El propio Llach estuvo afiliado a los Cruzados de Cristo Rey en Figueras, «Sí, yo fui lo que se podría decir un niño fascista», declaraba el mismo al preguntarle por esta contradicción.

Redacción

Un comentario en “La Generalidad amenaza con castigar a los funcionarios que no acaten la «legalidad catalana»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *