En alerta Asturias, Galicia y Castilla-León por la oleada de incendios

Más de treinta incendios forestaleshan afectado estos últimos días a distintos puntos de Asturias, Galicia y Castilla y León  han quemado ya cerca de 3.000 hectáreas y suponen un pronóstico muy pesimista en la lucha contra el fuego durante esta primavera y el próximo verano.

 

Al menos 450 hectáreas han sido arrasadas tanto en el municipio coruñés de El Ferrol como en el vecino de Val de Narón. La Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia ha recordado que en la provincia coruñesa está activo otro incendio en Oza-Cesuras y que sigue en pie el nivel 2 como medida preventiva por la proximidad del fuego a O Picheiro, en la parroquia ferrolana de Covas.

Ya está controlado el incendio que comenzó este jueves en la parroquia de Vizoño y han sido extinguidos otros dos en As Pontes y Negreira. Pero Galicia se ve amenazada por los fuegos declarados en el Parque Nacional Peneda Gerés de la vecina Portugal que, aunque ya bajo control, arden a entre 10 y 20 kilómetros de la frontera con Orense.

El incendio más grande por superficie afectada hasta ahora enCastilla-León es el que se declaraba el miércoles en la localidad de Bouzas, en los montes de la Tebaida berciana, que ya ha arrasado casi 2.000 hectáreas.

Un centenar de militares con una treintena de vehículos de la Unidad Militar de Emergencias se han sumado a las labores de extinción en el municipio leonés de Narón, pero también en Peñalba de Santiago y el municipio segoviano de Nieva.

Las llamas también se han acercado peligrosamente al núcleo de población de San Clemente tras amenazar a Valdueza.

En Salamanca, la carretera local SA-804 ha sido cortada en el término municipal de Cabrerizos por el humo intenso generado en otro fuego en una zona de monte bajo del municipio.

Pero la región que sufre mayor número de fuegos en este momento es Asturias, que ha llegado a solicitar al Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente la movilización de un helicóptero bombardero de gran capacidad y un hidroavión para ayudar a enfrentar los 28 incendios forestales que ardían ayer tarde en 13 concejos. Según los datos facilitados por el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA), Llanes es el municipio más afectado con 10 focos activos y otros 2 bajo control. A ellos hay que sumar otros 3 en Cangas de Onís y sendos fuegos en Cabranes, Peñamellera Baja y Parres, además de una docena de incendios distribuidos en Allande, Ibias, Valdes, Villayón, Tineo, Belmonte y Grandas.

Aunque todavía no ha sido posible cuantificar el número exacto de incendios declarados en los últimos días en estas tres Comunidades se especula con la alta probabilidad de que la mayoría de ellos han sido provocados como es habitual y por tanto serán objeto de investigación.

Las previsiones meteorológicas adelantan una disminución de los vientos pero también un incremento de las temperaturas y ausencia de precipitaciones, por lo que se espera un fin de semana de dura labor contra el fuego.

Leónidas Tur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *