Prisión provisional para tres de los detenidos en el ataque de la Madrugá

El juzgado de guardia competente ha enviado a prisión a tres de los ocho detenidos por el ataque que tuvo lugar en Sevilla durante la noche del Jueves Santo al Viernes Santo, conocida como Madrugá. Los sujetos portaban barras metálicas como armas. Como consecuencia de la estampida provocada entre los asistentes a las procesiones y oficios religiosos diecisiete personas, una de ellas en estado grave, tuvieron que ser ingresadas para recibir asistencia hospitalaria.

Sin embargo, el juez ha decretado libertad para un individuo senegalés que, al grito de «Alá es grande» perturbó gravemente el desarrollo del paso procesional de la Esperanza de Triana. La Fiscalía únicamente ha visto una actuación constitutiva de delito contra los sentimientos religiosos y, de conformidad con el juez, ha sido condenado a pagar una multa de 720 euros

Los otros cuatro detenidos han quedado en libertad con cargos.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano, ha calificado simplemente de «absurdas» las consignas a favor de ETA y del terrorismo islamista que llevaron el caos a la Semana Santa sevillana. El Gobierno intenta impedir toda relación con motivaciones de odio religioso islamista o de violencia anticlerical de la izquierda radical con los sucesos de la Madrugá.

Miguel Sardinero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *