Indemnizado tras ser absuelto en la «Operación Panzer»

El mes de septiembre del 2005 agentes de la Guardia Civil detuvieron a 18 personas en Valencia en el marco de lo que se denominó la «operación Panzer», supuestamente eran miembros del grupo Frente Antisistema (FAS), que fueron acusados de formar una milicia paramilitar y de posesión de armas.

La Audiencia Provincial de Valencia absolvió en 2014 a todo el grupo tras anular los pinchazos telefónicos que condujeron a las detenciones, al entender que no quedó justificada la vulneración del secreto de comunicaciones. Posteriormente el Supremo ratificó el fallo. José Andrés Orts, militar acusado de ser uno de los cabecillas de la «red Panzer» decidió entonces activar la maquinaria legal para exigir la devolución de todo su material requisado.
El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha dado ahora la razón a Orts que reclamaba una indemnización de 16.531 euros al Estado por el perjuicio sufrido tras la desaparición del material que le incautaron en 2005  Se reconoce así que la justicia cometió un error en este caso: las armas custodiadas por la Comandancia de la Guardia Civil de Valencia, fueron destruidas por un despiste, fue la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) quien autorizó convertir las armas en chatarra el 31 de octubre de 2013, cuando el juicio todavía no se había celebrado.
Así pues el CGPJ considera que se produjo una “destrucción anticipada”. Y admite un “funcionamiento anormal de la administración de justicia”. La indemnización que reclama Orts será valorada por el Ministerio de Justicia.
Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *