El Parlamento canario se suma a la moda talibán

Reescribir la historia mediante la eliminación de cualquier vestigio pretérito no es algo exclusivo de los faraones, de los talibanes o de Manuela Carmena.

A iniciativa del diputado de Coalición Canaria, Mario Cabrera, el Parlamento canario se debate en tapar los dos cuadros que presiden el Salón de Plenos. Ambos inmortalizan dos momentos de la conquista de las islas para nuestro país. La entrega de la princesa y La fundación de Santa Cruz de Tenerife, de Manuel González Méndez, llevan ubicados en el edificio desde el año 1906.

Sin embargo, ahora resulta que dichas pinturas son una ofensa para los actuales canarios. Nueva Canarias, PSOE y, como no podía ser menos, Podemos se han sumado al fervor iconoclasta y claman por cubrir ambos lienzos.

En un año en el que se conmemora el cuarenta aniversario de la masacre independentista de Los Rodeos en la que -debido a un antojo imbécil de las autodenominadas Fuerzas Armadas Guanches, del no menos imbécil Antonio Cubillo- 583 personas encontraron la muerte, ninguna formación política nacionalista canaria o de la izquierda radical han condenado dicha carnicería.

Y es que los muchos independentismos que cohabitan en España luchan, en una dura pugna, por demostrar cuál de ellos es el mayor majadero. Dándose codazos andan los independentistas andalusíes con los guanches por la primera posición. Pero castellanos, asturianos y hasta independentistas extremeños –que también los hay- no les van a la zaga.

Miguel Sardinero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *