Se dicta la primera sentencia en España con «perspectiva de género»

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), acaba de reconocer la pensión de viudedad a una mujer divorciada que aseguró haber sido víctima de violencia de género aunque nunca pudo demostrarlo. El nuevo experimento, que augura ser un criterio judicial en adelante, ha sido definido por los magistrados como interpretación «con perspectiva de género».

Los hechos tuvieron su inicio en 1994. Tras haber comenzado los trámites de divorcio, la presunta víctima, interpuso una primera denuncia en la que se recogía que «había sufrido malos tratos de manera incesante junto a sus dos hijas menores durante su matrimonio». En este sentido, la mujer presentó, a tal efecto, dos certificados expedidos por el Instituto Canario de la Mujer que, en ningún caso, fueron ratificados por la institución en el juicio. Sus hijas tampoco acudieron a declarar. Durante los años posteriores -entre 1995 y 1999- la mujer interpuso un gran número de denuncias contra el ex marido -del que obtuvo el divorcio en 1997-, las cuáles, fueron todas archivadas.

La titular de la Sala de lo Social del TSJC, Gloria Poyatos, ha justificado su sentencia y explicado que «juzgar con perspectiva de género no es una ideología ni una propuesta feminista». Asimismo, ha señalado que «en esa época no existía una sensibilidad social sobre la violencia de género, que es la cara más atroz de las desigualdades de género que sufren las mujeres«. En este sentido, Poyatos, ha sostenido con satisfacción que la sentencia «abre un nuevo camino en la lucha por la igualdad y que puede servir de guía práctica facilitando una impartición de justicia integradora de la dimensión de género».

Luz Marrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *